Insuflado de Celulosa

El insuflado de celulosa consiste en rellenar, mediante aire a presión, las cámaras existentes en cubiertas, tabiques y suelos con celulosa.  Es recomendable tanto para obra nueva como para rehabilitación.

Dependiendo de las circunstancias existen distintos tipos de aplicación:

* Proyectado Húmedo:

Para obra nueva, se aplica como aislamiento interior de las cámaras, hormigón, ladrillo, en la tabiquería de madera, pladur, etc

* El insuflado aireado o abierto:

Se aplica la celulosa utilizando muy poca presión por lo que el material cae por la gravedad. Este método es para el inyectado o insuflado en cámaras.

* Insuflado Cerrado o Aisla sin obra

Se aplica la celulosa en seco y se inyecta a alta presión por lo que el material llega a todos los rincones, esta aplicación es para techos de escayola.

La aplicación de celulosa se puede hacer en tabiques de yeso laminado, cubiertas, tabiques, falsos techos…

El instalador realiza unas perforaciones sobre las superficies en las que se vaya a realizar el trabajo, garantiza que el insuflado de la celulosa llegue a todos los rincones, por los orificios realizados se inserta la boquilla que insufla la celulosa, una vez que se vallan rellenando los orificios se tapan con cemento monocapa para dejar las fachadas o cámaras intactas.

* ¿En cuánto tiempo se aplica? De 1 a 3 días dependiendo de si es piso o vivienda unifamiliar.

La celulosa ofrece protección acústica y térmica, por lo que verá un gran ahorro energético en su vivienda y además es resistente al fuego.

Málaga insuflado celulosa